fbpx

Go to English version

Ya lo habíamos dicho, Elopement en Palomino son tres palabras que juntas se convirtieron en pura felicidad. Llegar allá, sentir la fuerza y La Paz de la naturaleza y encontrarnos o, mejor, reencontrarnos con personas tan llenas de amor y empatía como Diana y Rafa fue un sueño hecho realidad, sin exagerar ni un poquito. 

A ellos los conocimos hace unos años en el matri de Lina y David, quienes estaban allí en Palomino también, y, tenemos que decirlo, nos pareció que hacían una pareja muy cool, así que cuando nos escribieron para contarnos que estaban comenzando a planear algo muy chiquito para celebrar su amor y que iba a ser en Palomino nos emocionamos un montón.

Y así fue, después de cruzar algunos mensajes y una videollamada, como lo amerita la pandemia, estábamos en ese pedacito de paraíso contando uno de sus días más felices con todos los que tenían que estar ahí con ellos, no solo presenciando un rito de amor sino siendo parte de él. 

Con todos los asistentes descalzos, regalos simbólicos de parte de sus familiares para los novios y risas que se confundían con lágrimas y lágrimas que se confundían con risas, fue la ceremonia de Diana y Rafa, única, feliz y significativa.

Los elopements son maravillosos y lo que más amamos de ellos es que son completamente auténticos y únicos, no tienen reglas escritas ni libreto alguno y cada pareja se siente libre de crear ritos con verdadero significado para ellos y su historia. Por ejemplo, Diana y Rafa entraron solos y al mismo tiempo a la ceremonia por caminos distintos para encontrarse en el altar, y eso estaba lleno de sentido para ellos desde el momento en que lo planearon.

En estos días difíciles para nuestra industria con fechas aplazadas y tanta incertidumbre para novios y proveedores, cada matri que tenemos la oportunidad de cubrir se convierte en un regalo y la gratitud y las ganas de hacerlo mejor que nunca no nos caben dentro. 

Los que nos conocen saben que loop es mucho más que nuestro trabajo pero las circunstancias personales y globales nos han hecho aprender a no dar nada por hecho y a mantenernos agradecidos cada día que podemos mantener este barco a flote. 

Los elopements aparecen en el mundo de las bodas como la opción más realista y divina para seguir casándose en estos días y esa es otra razón por la que los amamos.

Gracias Diana y Rafa por hacernos parte de ese día mágico en el que esa palabra, gracias, cobró tanto sentido.

PROVEEDORES:

LUGAR: El Matuy

VESTIDO: Bless

SHARE
COMMENTS